El blog ¿es cosa de hombres?

Cada mañana me afeito y me visto con ardiles, sin parsimonia, como si tuviera mil cosas que hacer. Hace una semana, dejé el Consejo de Administración del Grupo 20 minutos, que fundé hace 14 años. Libre de compromisos profesionales, me asomé al precipicio (u horizonte, según se mire) del porvenir. La verdad, no tengo muy claro qué camino elegir.  ¡Hay tanto por hacer!

Mis tres hijos están criados y la casa está pagada. He sido periodista activo durante 47 años (he puesto mi CV en “Acerca de mi”, por si sale algo) y ahora puedo decir sin miedo que, desde hace una semana, soy más libre que nunca para hacer, decir y escribir lo que me de la gana.

En este casi medio siglo, he cambiado de empresa y/o de empleo más de 20 veces. Como Santa Teresa, he ido de fundación en fundación. Así, la mitad de mis empleos no existieron antes de ocuparlos yo. No puedo quejarme.  Por suerte, me tocó vivir la edad de oro del periodismo del siglo XX. Y no quiero decir, con ello, que “cualquier tiempo pasado fue mejor”. En la mayoría de los casos, no es cierto. Simplemente, éramos más jóvenes y, entre otras cosas, follábamos más y mejor.

Mirar siempre hacia atrás, y con regodeo, es un signo inequívoco de vejez. Con su sorna habitual, mi amigo y maestro Fernando Abril Martorell me decía: “La vejez tiene muchos inconvenientes , sí, pero suele ser mejor que su alternativa”. Por eso, mientras me llega la alternativa sería conveniente sortear los inconvenientes de la vejez de la forma más llevadera posible. Sobre todo, para que los jóvenes no huyan despavoridos de tu lado si te lamentas de los achaques del presente y solo celebras las glorias del pasado. Mafalda era una niña muy sabia: “¿Querrán nuestros padres una admiración retrospectiva?”

Entonces, ¿qué hacer?

Mi chica no quiere tropezar conmigo por el pasillo ni que me meta en sus cosas. Se niega a ser mi secretaria. Faltaría más. Por eso, anda empeñada en que ocupe mi mente en algo divertido y/o creativo. Ya tengo mi agenda casi completa con mis hobbies habituales, que ahora apuro al máximo: tenis, talla de madera, jardinería, pesca… La verdad es que no paro. No me aceptaron en la banda de música de mi pueblo por malo. Lo reconozco. Me faltó práctica con el clarinete porque sufrí lo que llaman “dedo resorte” (lo vi en Google) en el corazón de la mano izquierda, precisamente el que presiona la llave del DO en mi SI bemol.  Lástima.

Un buen amigo me dice: “Llevas toda tu vida escribiendo y quejándote de que nunca eres lo suficientemente libre para escibir lo que quisieras. Ahora tienes la oportunidad. ¡Echale cojones!”.

“¿Y si empezara hoy mismo un blog personal, aunque solo lo lean mis cuatro amigos?”, me digo. Y animo a mi chica (también periodista y mejor que yo) a que incie ella otro blog, en el tiempo que le deja libre el taller de pintura.

Me cortó de inmediato: “¿Un blog? ¿Tu estás loco? El blog es cosa de hombres… y se muy bien por qué lo digo”.

Y me dejó con la palabra en la boca.

Mañana le pediré más explicaciones y las pondré aquí.

 

 

 

 

 

15 comentarios en “El blog ¿es cosa de hombres?

  1. Por alusiones, aquí pongo el link sobre por qué los blogs son más cosa de hombres que de mujeres:
    http://www.nytimes.com/2014/01/20/opinion/life-as-a-female-journalist-hot-or-not.html.
    En resumen, si eres mujer estás expuesta a que te insulten con comentarios sexistas o de acoso sexual, que hagan photoshop poniendo tu cabeza sobre un cuerpo desnudo o vestida de puta, que te critiquen tus ideas con insultos y acosos sexuales, etc. etc. Se meten con tu forma de vestir, con tu apariencia, si eres fea, si eres gorda… Estadísticamente, la mayoría de mujeres que dejan su blog dan razones de acoso sexual constante y cansino.

  2. El problema con los comentarios anónimos es que no hay repercusión. Muestra lo peor de la sociedad. No hay “accountability”. Debemos mejorar este mundo machista y asqueroso.

    Me alegra leerte.

  3. Me alegra ver que, al final, pudiste cambiar la imagen de la cabecera. Lamento no haber podido darte mejor soporte, pero entre que estaba liado en el trabajo y que por teléfono es complicado, no supe hacerlo mejor.

    Me acabo de suscribir a este, tu nuevo blog, para seguir aprendiendo.

    Abrazos.

  4. Animo y cuenta cosas que solo tu sabes, y que seguro que nos gustará saber a todos
    Un fuerte abrazo
    Fernando López

  5. Hola Jose Antonio, qué alegría que una de tus opciones de esta nueva etapa de tu vida, sea una etapa de júbilo de aleegría y que sigas haciendo esto que te gusta escribir. Aquí tendrás una seguidora.
    Ah , jamás hubiese pensado que esto del blog fuer acosa de hombres. Sigo el blog de muchas más mujeres . Ya nos contará tu chica sus razones.
    Un abrazo

  6. Jose,
    make that at least 5 friends! I know you primarily as a businessman. Let me tell you, you have a great career in front of you as a writer!

  7. Si utilizas la llave que está por detrás de tu clarinete y administras correctamente la presión y el aire, ese Do se convierte en un Sol agudo. Sol como el que luce esta mañana en Madrid, como el Sol que fundaste, el de tu Almería querida o el que hace crecer los árboles cuya madera moldeas.

    Encuentra la llave (pese al dedo resorte). Échale cojones. Que la música siga sonando. Abrazos.

  8. ¡Bienvenido al otro lado del espejo! Yo hace tres años que dejé la enseñanza. Y mi problema es que aún no he aprendido a decir no. Y aunque mi tiempo es mío a veces lo dudo. La ventaja es que cuando quiero cierro el tenderete y me voy a algún sitio. por ejemplo, hace quince días con Pedro a Almería, dos maravillosos días llenos de recuerdos. Muchos besos: Carmen

  9. Larga vida al mejor estudioso de portadas que haya tenido ocasión de tratar. Muuuuchas horas disfrutando esa jubilación, JAMS (que te hayas ganado unas siglas ya significa mucho), y sí, aprovecha ahora que puedes para escribir lo que te dé la real gana. Ya has pagado el impuesto de 47 años de oficio, aunque haya sido ejerciendo al máximo de tus opciones la libertad de expresión. Es hora de “soltarse la coleta”.

    Enhorabuena por la carta de despedida del consejo. Emotiva, dentro de lo correcto y esperable de un documento así. Y honesta, dentro de los debidas cortesías.

    Este blog va de cabeza a mi Feedly, como te he dicho por e-mail. Abrazos.

  10. Querido Jams: ya sabes que no suelo participar en redes sociales, pero leerte es un aprendizaje constante. Si esta vez utilizas la libertad de que presumes, cuenta conmigo para lo que quieras. No miro la vejez aunque estoy de acuerdo con Abril( padre e hijo) pero que sepas que con tus años, hoy, he ido a trabajar esta mañana y por la tarde he ido a recoger a mis nietos de l ruta, su sonrisa me llena la vida. Les he bañado, les he dado de cenar y me he vuelto a casa silbando por la gran vía. Es eso vejez? Ah, y por las mañanas también me afeito…..

  11. José, estoy animado seguir el blog. Mucha suerte con el nuevo proyecto y te felicito esta nueva etapa de la vida. Tenemos un viaje planeado para Madrid a los finales de Mayo, ojalá que Erin y yo podamos ir a la Casa Martínez/Westley para comernos otra paella del maestro. (y ¿qué pasó con las clases de navegación?) Un abrazo muy fuerte. ~matt

    1. Hola Matt: Os esperamos en casa. Y con paella, of course!. Aprobé. Soy patron de embarcación de recreo. Pero aún no tengo mi barquita. Ana se lo gastó todo en reehacer la cocina. Un fuerte abrazo. JOse

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>