El traje no hace al hombre

«Cada hombre es hijo de sus obras». Eso aprendí de Sancho Panza. ¡Qué razón tenía!Siempre que, por obligación, tengo que vestir de esmoquin o de frac me vienen a la mente dos recuerdos. Uno alegre y otro doloroso. Hoy cuento estos recuerdos en el diario la Voz de Almería y en mi blog de 20minutos.es.

https://bit.ly/3qme1Lk

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *